El futuro de la comunicación interna

Es muy probable que en los próximos 5 a 10 años la manera en que hoy armamos un plan de comunicación interna (CI) sea totalmente inútil. ¿Por qué? La repuesta está tan cerca que parece pegarnos una cachetada sin previo aviso. El contexto socio económico global está llevando a las organizaciones a trabajar cada vez más en espacios de networking virtual, con colaboradores asignados a proyectos con fecha de inicio y fin. Por ende, tenemos la urgencia de empezar a pensar en las necesidades comunicacionales de las compañías de un futuro no tan lejano.
A riesgo de caer en un uso inapropiado de la famosa futurología, las empresas del mañana se basarán más en la colaboración de talentos por proyecto que en la retención de los mismos. ¿Cómo afecta esto a la comunicación interna? Hay al menos tres barreras que debemos comenzar a pensar hoy:

1 – Dificultades para viralizar la cultura organizacional: con menos colaboradores viviendo el día a día de la organización, la necesidad de sostener la cultura organizacional en el top of mind de los miembros de la compañía se tornará una de las principales responsabilidades de la comunicación interna. Y es que nadie puede ser mejor embajador de una marca que sus propios colaboradores. En síntesis, la experiencia de marca deberá ser viralizada de adentro hacia afuera de la organización. El Plan Estratégico de CI no sólo deberá aportar los medios para hacer esto posible sino que deberá ser la herramienta principal de feedback para la construcción de los futuros proyectos de marca empleadora.

2 –Relación contenidos/colaboradores: y nos es un tema de tecnologías sino de consumo cultural. Las redes sociales internas, y la intranet proporcionan la base tecnológica necesaria para acceder a la información corporativa. Lo mismo sucede con las carteleras (digitales o no), y los house organ o newsletters. Sin embargo, aún hoy, los niveles de consumo y retención de información de los canales internos siguen siendo bajos. Actualmente, son muy pocas las organizaciones que ya están pensando en transformar sus plataformas con una estrategia de comunicación interna orientada a la experiencia de los usuarios en cuanto al consumo cultural de sus medios internos. Pero quieran o no, en el futuro cercano este será un tema de debate intenso para las compañías. La planificación estratégica de CI de los próximos años deberá tener en cuenta no sólo en contenidos (en relación a la visión y los mensajes clave), sino la experiencia que los empleados tienen al relacionarse con ellos.

3 – Desarrollo del sentido de pertenencia: con una distribución de colaboradores descentralizada, el desafió de crear el “orgullo de pertenecer” se enfrenta a uno de sus más grandes retos. El teletrabajo y los equipos transculturales crearán grandes proyectos, pero es muy probable que no logren identificarse con una compañía sin una estrategia de comunicación que atienda el vínculo emocional que deben crear los colaboradores con la organización.

Si te gustó compartilo en tus redes sociales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s