La matriz 2020 en comunicación/cultura para la transformación de las organizaciones

Cualquier sea el negocio de la compañía, la cuenta regresiva para la transformación comenzó. En adelante, las organizaciones que liderarán el mercado serán aquellas que puedan adaptarse con mayor celeridad a los cambios que propone la transformación digital del negocio. La clave de estos procesos radican en el trabajo y la gestión de la comunicación y la cultura de las organizaciones.

Gestionar y trabajar sobre la comunicación/cultura nunca fue moda sino el driver central de gestión de cualquier organización para alcanzar  los propósitos que persiga. Las empresas se preocupan y ocupan por explorarla, entenderla, conocerla y accionar sobre ella, y la comunicación interna es clave en todo este proceso.

La evolución hacia el paradigma del Business Transformation requiere como base el reconocimiento la capacidad instalada para la rápida adopción del cambio, la ruptura de los silos en pos de la colaboración, la innovación, y especialmente, el desarrollo de competencias que permitan generar conversaciones de valor para lograr la flexibilidad suficiente dentro de la organización en pos del desarrollo de una estrategia de negocio sostenible. Frente a este escenario, el diseño estratégico de una plataforma de comunicación interna y cultura organizacional sólida será indispensable.

En efecto, la transformación va mucho más allá de las tecnologías que se ajustan a los nuevos escenarios organizacionales. Proponen, en cualquier caso, un modo distinto de interacción entre áreas y equipos, que permita aprovechar todo el potencial de las organizaciones para generar valor en todos los stakeholders involucrados: clientes, accionistas, colaboradores, etc. La base del Business Transformation está anclada en un profundo entendimiento del cambio sobre los modos de hacer y de ser de las compañías.

La estrategia en comunicación/cultura para los próximos años tendrá como principales ejes de intervención la construcción de plataformas sólidas y diferenciales en materia de acceso a la información, la gestión de analítica de grandes volúmenes de datos sobre la eficiencia y desempeño organizacional, la construcción de marcas empleadoras con experiencias únicas para sus colaboradores, y una apuesta clara por la horizontalidad de las comunicaciones a través de redes sociales internas.

Las organizaciones “inteligentes” buscan compartir información a tiempo y en tiempo para tomar las decisiones con más agilidad y trabajar colaborativamente.

El compromiso y soporte de los líderes organizacionales será la piedra angular que permita atravesar este proceso. Una comprensión acabada de su rol como agentes de cambio determinará el éxito o fracaso de la transformación del negocio. En la nueva matriz 2020 de comunicación/cultura, no alcanza con ser un buen replicador de mensajes clave. La comunicación en cascada seguirá siendo importante, aunque mucho más importante será su capacidad de generar conversaciones de valor donde competencias como la empatía, el empoderamiento de sus equipos, la transversalidad, y el diálogo cross company permitirán aplicar la inteligencia colectiva para dar respuesta a las nuevas preguntas que plantea el mercado.

A excepción de unas pocas organizaciones, las ofertas de productos y servicios quedarán encerradas dentro de la categoría commodities, siendo el principal diferenciador el capital humano que opera detrás de ellos. El desarrollo de nuevas tecnologías, el big data, la nube, y el Internet de las cosas, abren una oportunidad sin precedentes para conquistar el mercado. Sin embargo, también crean condiciones homogéneas. La competitividad estará entonces dada por la capacidad organizacional de atraer y retener a los mejores talentos, crear embajadores de marca, instalar en su gente una visión irresistible sobre su protagonismo como actor social, y generar un ambiente de trabajo que además de contenerlos, les permita desarrollarse como personas y profesionales.

El nuevo escenario global requiere nuevas formas de ser y de hacer en las organizaciones. La colaboración se ha vuelto indispensable para garantizar el éxito y la eficiencia de recursos, que como siempre, son escasos en toda compañía.

El futuro es la innovación y esta se conquista desde la cultura colaborativa y de la comunicación interna.

En síntesis, el paradigma del Business Transformation inaugura una nueva era para el diseño organizacional, donde las personas son el centro estratégico de actuación. Cada compañía deberá definir cuál y cómo será su abordaje cultural para atravesar el cambio, y la comunicación interna estará al servicio de ellas para facilitar las nuevas conductas, y comportamientos requeridos para el éxito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s